Abeja gigante asiática (Apis dorsata)

Abeja gigante asiática (Apis dorsata). Como esta especie de abejas no son domésticas, nos parece mejor que tengan un apartado para ellas. Esta es de las mieliferas la más grande, entre 17 y 20 mm. Con un abdomen de un llamativo color amarillo anaranjado. Hacen sus colmenas colgantes en acantilados y árboles, en las selvas y bosques tropicales del sudeste asiático. Incluso desde el este de Pakistan hasta Australia.

Comparte hábitat con otra gran abeja asiática, la Apis laboriosa o abeja de las rocas, considerada subespecie de la Apis dorsata. Aunque hace poco descubrieron que eran diferentes especies. Localizada en el norte de India y Nepal. Esta puede ser incluso mayor (hablaremos de ella más adelante), pero el nombre de abeja gigante se lo quedó nuestra amiga Apis dorsata.

Sus panales están en proporción a su tamaño, pueden medir hasta 1 metro de largo. Son de mal carácter y defienden feroces su territorio en un perímetro de 100 metros.

Apis dorsata, hábitos y ciclo anual

Su comportamiento es migratorio y se rigen por los ciclos de, periodo seco y periodo de lluvia del sudeste asiático. El periodo seco empieza en Noviembre hasta Abril, dependiendo de la zona del sudeste asiático claro está. No es el mismo clima en Tailandia que en Malasia que es zona ecuatorial. Al terminar las lluvias empiezan las floraciones. Es entonces, cuando esta enorme Abeja gigante asiática (Apis dorsata), elijen el lugar para hacer sus colmenas.

Suelen hacer un único panal enorme, en algunos casos 150cm X 70cm . Totalmente cubierto de abejas obreras (como en la foto de arriba), para proteger a las crías de las inclemencias meteorológicas (lluvia, viento...).

Por su gran tamaño pueden volar grandes distancias tanto para ir por néctar, como para hacer sus migraciones. Cuando se termina una floración abandonan el gigantesco panal, lo dejan vacío de recursos, y van en busca de una nueva floración.

La defensa y ferocidad de la Apis dorsata

Es realmente peligrosa y dicen que son las más defensivas de todas las mieliferas. Hemos mencionado que son feroces y es porque lo son. Además de picar tienen otras formas de defenderse. Su aguijón mide 3mm. Un estilete capaz de atravesar la ropa o la piel de los Osos. Inyectando su doloroso veneno.

El ataque lo realizan en grupo, y no pican todas solo las suficientes para disuadir al atacante. El resto, con zumbidos y bocados dejarán al agresor lo suficientemente confuso como para salir corriendo del lugar.

Otro método es el llamado “Shimmering“. Al estar la colmena cubierta de abejas, forman olas en la superficie levantando el abdomen una tras otra, dando la apariencia de brillo que deben de intimidar a cualquiera que lo vea.

En conclusión, a las Apis dorsata mejor no molestarlas, puedes llevarte una desagradable sorpresa. Si estás en el sudeste asiático, pon mucha atención por donde pasas y mira hacia arriba, puede que uno de estos enormes panales esté colgado de la rama de cualquier árbol.

Escríbenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies