La abeja negra europea

La abeja negra europea (Apis mellifera mellifera). Esta abeja est√° localizada entre, los Pirineos y Los montes Urales. Gran breta√Īa, el sur de la pen√≠nsula escandinava. Al sureste, hasta los Alpes y Montes C√°rpatos. En pocas palabras en la llanura central Europea.

Ha sido la principal productora de miel en toda centro Europa, y llevada a América por los colonizadores europeos a partir de su llegada. En América, no existían las abejas mellíferas del genero Apis.

Los melipónidos eran los polinizadores autóctonos de América. Los melipónidos son una tribu de himenópteros apócritos. Su nombre vulgar abejas sin aguijón.

Abeja negra europea en un girasol
La abeja negra europea en un girasol
Foto: annca

¬ŅComo es la Apis mell√≠fera mell√≠fera?

Peque√Īa abeja regordeta, oscura de color casta√Īo ( como se puede ver en la foto), las venas de las alas tiene pigmentaci√≥n oscura. Los pelos del abdomen y torax abundantes .

La abeja negra europea, se ha hibridado en m√ļltiples ocasiones tanto en Am√©rica como en Europa, dando a h√≠bridos mucho mas agresivos. Y mas d√©biles ante la varroa.

Los estudios de Carlos Linneo (1758), hablan de abejas muy dóciles y fáciles de trabajar.

Hoy en día las están intentando recuperar, mediante las colonias que se han conservado en, Alemania, Bélgica, Polonia (Alpes) y sobre todo Noruega.

Sin duda la mejor opción para una apicultura sostenible en Europa.

Es una abeja muy válida en Europa pues ha sido durante muchísimo tiempo la productora de miel en toda Europa central. Esta abeja está adaptada al medio y es la que mejor conoce el entorno de los ecosistemas europeos. Aunque estén amenazadas actualmente, por ser desplazadas al traer otras especies de Apis mellifera de otros continentes, como América, Australia y Asia.

Sin olvidar las amenazas comunes a las demás abejas, como enfermedades, depredadores invasores y parásitos. Siendo una superviviente indiscutible a intentos de hibridación innecesarias. El humano intentando mejorarlas las debilitó ante los parásitos y las volvió más agresivas.

El tiempo pone todo en su sitio y una vez más se ha demostrado que debemos confiar más en la naturaleza y no intentar cambiar a las especies en nuestro beneficio. Es sin duda la mejor opción para una apicultura sostenible en Europa.

Escríbenos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies